Mitos sexuales

¡Hola! Hoy os queremos hablar de algunos de los mitos que hay en torno a la Sexualidad y os desmitificaremos los que, desde ASSEX, nos hemos encontrado como más habituales.

¿Qué es un mito?

Los mitos forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, la cual los considera historias verdaderas.En el fondo son intentos de explicar un fenómeno, pero ese intento es erróneo.

Muchas de estas falsas creencias están instauradas en nosotr@s sin que seamos muy conscientes de ellas.

Algunos mitos:

Aunque en lo que a Sexualidad respecta hay muchas falsas creencias vamos a intentar contaros los que hemos detectado desde ASSEX que siguen bastante presentes:

  • A mayor tamaño del pene, mayor placer se obtiene y se proporciona: las terminaciones nerviosas de la vagina se encuentran en el primer tercio de la misma.
  • Las mujeres tienen menos deseo sexual: aunque las sensaciones y respuestas son diferentes; hombres y mujeres tienen la misma capacidad de deseo, excitación, orgasmo y disfrute.
  • No hay mujer frígida, sino hombre inexperto: la conducta sexual es competencia y responsabilidad de ambas partes de la pareja.
  • Existen dos tipos de orgasmo en la mujer: vaginal y clitoriano: la respuesta orgásmica es siempre la misma conseguida por diferentes estimulaciones.
  • A los homosexuales se les conoce por su aspecto externo: la orientación sexual no influye en la identidad de género. El afeminamiento de los gays o masculinización de las lesbianas es un tópico.
  • Las personas son totalmente homosexuales o heterosexuales, no hay “medias tintas”: heterosexualidad y homosexualidad son los extremos de un continuo que presenta infinitas posibilidades de localización.
  • Si una persona se masturba teniendo pareja es indicativo de problemas en esta: la masturbación es una conducta sexual que reporta muchos beneficios a quien la practica y puede realizarse tanto en solitario como en pareja.
  • Las relaciones sexuales son sinónimo de coito: caricias, besos, masturbación mutua… son también elecciones sexuales. Además no es necesario que en todas las ocasiones sexuales tenga que producirse penetración.

¿Cómo identificar y cambiar estos mitos?

Informarse y aprender sobre la sexualidad y su funcionamiento, es la forma más eficaz.

Recordemos que los mitos son intentos de explicación de un fenómeno. Antiguamente creíamos que la lluvia la provocaban los dioses, hoy sabemos que esa explicación es falsa, tenemos información objetiva que nos da una explicación más cercana a la realidad. Con la sexualidad pasa lo mismo. Existen mucha información científica y objetiva que contrasta estas ideas erróneas.

En esta sección intentaremos ayudaros a identificarlos dándoos una información veraz y objetiva sobre todo lo que se nos ocurra (o se os ocurra) sobre sexualidad.

Y tú ¿qué mitos conoces? ¡Cuéntanoslo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *